19 ene. 2015

Una noche de inauguración del mural: AYOTZINAPA: FUE EL ESTADO




El siguiente reportaje salió primero en la página de Facebook de la Red Nacional de Resistencia ¡Alto a la Guerra contra el Pueblo!

Fue una noche de entusiasmo, intervenciones políticas, proyección de breves documentales, consignas, nueva cultura con rap combativo,  todo teniendo en el centro principalmente la denuncia del Estado y el gobierno como los culpables del asesinato y desaparición forzada de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Este fue el escenario en torno al cual se reunieron vecinos de una colonia del Distrito Federal y otros para la inauguración de un mural multicolores por Ayotzinapa.

Por el sonido pudimos escuchar la intervención de dos jóvenes normalistas: uno de la normal rural de Ayotzinapa y otra de la normal rural del Zaucito en Zacatecas. Durante sus intervenciones denunciaron el asesinato de sus compañeros y la desaparición de otros 43 por parte de la policía municipal y que no dejarán de luchar hasta encontrar a sus 42 compañeros desaparecidos. Agradecían todo el apoyo que han encontrado por todas partes donde van. Antecedieron a su intervención documentales breves de denuncia sobre el crimen en Iguala.

También escuchamos a Lourdes Mejía denunciar el asesinato de su hijo Carlos Sinuhe Cuevas Mejia, quien fue asesinado por su activismo político en el 2011, cuando realizaba su tesis en la Facultad de Filosofía y Letras en la UNAM; y que ella con ese dolor y coraje de una madre al que han asesinado a su hijo se une en la lucha por justicia por los jóvenes asesinados y desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa. Se une a los padres de esos jóvenes, a sus compañeros estudiantes y a toda la gente que exige justicia, al igual que ella exige justicia para los normalista y para su hijo.

Otra joven denunció el brutal desalojo que vivieron los jóvenes que tenían “ocupado” el Chanti Ollín en un edificio en Viaducto, señalando al gobierno perredista de Mancera culpable de esta represión. Señaló que algunos habían sido detenidos y dejados en libertad por “falta de pruebas” y que también son parte de luchar por justicia para Ayotzinapa.

En seguida vino una primera intervención de dos jóvenes que al ritmo de rap. Con esa forma de poesía melodiosa urbana, alentaban a luchar y a combatir el asfixiante sistema degradante al que quieren condenar a los jóvenes y que nunca deben ceder en sus convicciones por una vida diferente. Y después de sus canciones expresaron su unidad con los jóvenes valientes de Ayotzinapa. Hicieron una denuncia de los partidos políticos electorales y llamaron a no votar por ninguno de ellos.

Al momento de inaugurar el mural, la gente se reunió en torno a él, y la compañera y compañero estudiantes normalistas expresaron, que “no sea uno, que sean muchos más los que se puedan hacer, y es una muestra del corazón que nos abre y nos entrega la gente. Estamos muy agradecidos por la lucha que emprenden junto a nosotros”.

La compañera cortó el listón y en se momento la luz del reflector iluminó un mural multicolor que tiene como titulo: AYOTZINAPA: FUE EL ESTADO. Y en seguida se escucharon las consignas de: “hombro con hombro, codo con codo, Ayotzi, Ayotzi, Ayotzi somos todos” “A las normales rurales las quieren desaparecer, nosotros con lucha y sangre las vamos a defender”, “De Iguala a los Pinos, cárcel a los asesinos”, “Ayotzi vive, la lucha sigue”. Algunos aprovecharon para tomar fotografías al mural.

Un compañero del Movimiento Popular Revolucionario  habló de que este mural fue posible por la participación de varias maneras de la gente, incluida la de todas y todos los que en ese momento estaban presentes en la inauguración, y en particular por el trabajo de los jóvenes muralistas que lo crearon. Uno de ellos dijo al micrófono, que “esta es la contribución que también hacemos a esta lucha importante por Ayotzinapa. Y esperamos que podamos realizar más murales, que más gente aporte con sus paredes y también con los materiales necesarios para realizarlos y con todo esto seguir unidos en la lucha por justicia para los compañeros de Ayotzinapa”.

El compañero del MPR preguntó a la gente,  “si yo afirmara que el sol es verde, ustedes ¿Estarían de acuerdo?” La gente contestó que “No”. “Entonces si afirmara que el Estado es asesino y criminal ¿Afirmarían ustedes eso?” La gente contestó “Sí”. El compañero expresó “Que bueno que han tenido esa comprensión”, pero señaló la necesidad de llevar esa verdad a mucha más gente, contra la propaganda del sistema de que el Estado y sus policías están para protegernos. “Pues eso no es así. Y ahora tenemos las pruebas de que son y han sido asesinos y criminales. Ahora sabemos con pruebas en los mismos documentos del gobierno que los tres niveles de gobierno se comunicaron y actuaron coordinadamente en este operativo contra los normalistas, a través del sistema C4, monitoreándolos desde que los estudiantes salieron de la normal rural de Ayotzinapa. Ahora sabemos que la Policía Federal participó en el asesinato en Iguala; y ahora sabemos que la Marina y la policía federal torturaron a los ‘testigos’” que utiliza el gobierno para su versión mentirosa de los hechos. Lo sabemos por “la investigación de los valientes periodistas: Anabel Hernández y Steve Fisher”.

Señalo también que son miles más de los 43. El gobierno ha cometido o solapado miles de crímenes: los feminicidios, el asesinato por parte del ejército de 21 personas que se habían rendido en Tlatlaya, el asesinato de migrantes como en San Fernando, Tamaulipas, donde participaron policías municipales y muchos crímenes más. Terminó diciendo que “Tenemos que parar esta guerra contra el pueblo y es importante organizarnos en la Red Nacional de Resistencia ¡Alto a la Guerra Contra el Pueblo! que viene evidenciado al Estado como asesino y criminal. Eso es lo que son ¡Asesinos!,.. Así que ‘¡De Iguala a los Pinos, cárcel a los asesinos!’”. La gente también gritó esta consigna.

En seguida otro joven rapero que improvisó una canción de denuncia contra el gobierno de Peña Nieto y todo su policía que persigue, desaparece y asesina a la juventud, y llamaba a luchar y tener la esperanza en un futuro diferente. Y después se unieron los tres jóvenes en otro rap de solidaridad con los normalistas y con toda la lucha que este movimiento ha desatado. El evento concluyó con el conteo del Uno al 43 y el grito de “¡Justicia!”

Fue una noche llena de solidaridad, entusiasmo y cultura, una experiencia que esperamos se pueda repetir por muchas partes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario