9 ene. 2015

26 de diciembre: las voces de miles de nuevo en las calles

Algunos de los padres de los normalistas desaparecidos encabezaron la marcha del 26 de diciembre del Ángel de la Independencia al Monumento de la Revolución en la Ciudad de México. Muchos iban llegando y sumándose para formar un contingente de aproximadamente 5 mil personas, todos con el ánimo arriba en la exigencia de que aparezcan los 42 normalistas victimas de desaparición forzada por el Estado y castigo a los asesinos de los siete asesinados.

La protesta ocurrió en un contexto en que ya se sabe que el Ejército y las policías federal y estatal del Estado participaron y se coordinaron con la policía municipal en los ataques a los normalistas por las evidencias que aporta una investigación realizada por los periodistas: Anabel Hernández y Steve Fisher (Revista Proceso No. 1989). La Marina y la policía federal torturaron a los "testigos" del gobierno que ha venido inventando toda una trama falsa para encubrir el papel de los gobiernos federal y estatal en estos asesinatos y desapariciones. Asesinos son asesinos, y debe señalárseles como tales.

En el transcurso del recorrido del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución se pudo ver y escuchar a diferentes grupos de jóvenes, como los estudiantes de la UNAM, UAM y UACM; a los profesores; a diversas organizaciones populares y de colonos de algunas zonas de la ciudad. Los compañeros de la Unión Popular de Vendedores, “28 de octubre” (UPVA) de Puebla realizaron una importante denuncia contra la detención del dirigente Rubén Sarabia Simitrio por parte del gobierno de Puebla, y la de su hijo detenido por policías de Puebla en el Distrito Federal. Simitrio y la UPVA, junto con otros, se han opuesto a la represión del gobierno contra las comunidades y las organizaciones sociales que se han movilizado contra los proyectos de muerte, como lo es el Proyecto Integral Morelos, y también se han manifestado contra el asesinato y la desaparición de los normalistas. Esa es la razón principal por la que ahora los han encarcelado. Se ha establecido un plantón permanente afuera de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Distrito Federal para exigir la liberación de todos los presos políticos del país. 


Ya en el mitin en el Monumento a la Revolución, por el sonido pudo escucharse la intervención de algunos padres de familia, estudiantes compañeros de los 42 normalistas y otros. Los padres de familia llamaron a realizar acciones más enérgicas en la exigencia de que aparezcan con vida sus hijos y castigo a los culpables. También llamaron a boicotear las elecciones en el 2015, así como actuar en común para impulsar un cambio social de raíz. Uno de los normalistas, sobreviviente del ataque del 26 y 27 de septiembre, denunció la colaboración del ejército en el ataque y que varios de sus compañeros pudieron salvarse porque una señora les abrió la puerta de su casa y los resguardó durante el tiempo en que los ataques seguían de parte de la policía. A la vez en la explanada se escucharon una variedad de consignas como “¡Vivos se los llevaron!, ¡vivos los queremos!”, “Ahora, ahora se hace indispensable presentación con vida y castigo a los culpables”. También se coreaban las consignas “¡De Iguala a Los Pinos, cárcel a los asesinos!”, “¡Sí sabemos la solución, impulsamos la revolución!”, “Para salvar al mundo, comunismo y revolución”, “Tienen el poder y lo van a perder”, “Qué tenemos, nada; qué queremos, ¡todo el mundo!” Se acompañaron las consignas con el sonido de un tambor. Algunos fotografiaron la manta que mantenían en alto unos compañeros con la consigna “¡Desde Iguala a las Pinos, Cárcel a los asesinos!” Fue un ambiente animado.

Compañeros del Movimiento Popular Revolucionario (MPR) y otros distribuyeron ampliamente el volante “¡Desde Iguala a los Pinos, cárcel a los asesinos! ¡Todo el pinche sistema es culpable!” de Aurora Roja, voz de la Organización Comunista Revolucionaria. Pasaron el bote y varios aportaron. Fue una experiencia inicial e importante de llevar la necesidad de señalar y castigar a los asesinos en los tres niveles de gobierno, y llamar a forjar un torrente de lucha para parar la guerra contra el pueblo por parte de este Estado asesino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario